Utilidades

¿Cuidas bien de la carrocería del coche?

19/02/2016
Untitled design (1)

¿Cuántas veces has tenido que llevar el coche a talleres de chapa y pintura como Iwacar? Puede que más de las necesarias por pasar por alto algunas recomendaciones básicas para cuidar la carrocería. Recomendaciones que queremos recoger en esta nueva entrada de Todo Queda en Casa.

Lo primero a tener en cuenta es que cualquier tarea que afecte a la chapa de los vehículos ha de correr siempre por cuenta de personal especializado. Es la forma de evitar problemas y resultados insatisfactorios. Sólo usando productos de calidad acreditada el resultado será satisfactorio y duradero. Entrando de lleno en los problemas más habituales que puede sufrir nuestra chapa empezamos con la piel de naranja. Además de usado desde un punto de vista estético, este término hace referencia a un repintado mal hecho. Otro de los problemas principales de la pintura del coche es el de las arrugas, es decir, los surcos que aparecen en la superficie de la chapa. Para que no aparezcan, en los talleres como Iwacar han de ser sumamente cuidadosos con los tiempos de secado de las sucesivas capas. Hablamos ahora de los descolgamientos o cortinas. Se trata de zonas en las que parece que la pintura se ha escurrido y movido hasta provocar un abombamiento. La chapa de los coches también puede sufrir ampollas o burbujas y las grietas. Con estas últimas nos referimos a los odiados craquelados o cuarteados.

iwacar

En cuanto a la corrosión de la carrocería hay también unas cuestiones a repasar. Sobre todo si el coche duerme en la calle la mayor parte de los días. Ten muy en cuenta todo lo anterior porque, si en un futuro quieres venderlo puede que te ofrezcan menos dinero por el coche por el estado de la chapa. Lo decimos porque el estado de la carrocería nos da muchas pistas sobre lo cuidado que puede estar un coche. La corrosión aparece cuando desaparece la pintura y, en consecuencia, el metal de la carrocería queda expuesto al aire produciéndose una reacción química, la corrosión. Esta suele ser más agresiva en las zonas costeras por la proximidad del mar, la humedad y el salitre. De todas formas, en las zonas de interior y en las grandes ciudades la contaminación, la lluvia ácida o los excrementos de las palomas también afectan muy seriamente a la chapa. La solución pasa por lavar el coche con la frecuencia debida.

iwacar

Además de lo anterior, la gravilla del firme de la carretera va erosionando poco a poco la carrocería. La que nosotros levantamos al circular o la que levantan otros coches e impacta en nuestro coche. Lo mismo pasa con la sal que se echa ante las grandes nevadas. La sal es tremendamente corrosiva. Lo que hemos de hacer tras viajar por carreteras así es lavar el coche nada más terminar el viaje incidiendo en los bajos. Recuerda que el contacto del agua con la chapa acelera el proceso de corrosión. De todas formas, la humedad es más perjudicial ya que es capaz de colarse por todas partes. Lo mismo pasa con el barro, otro agente agresivo con la chapa al mantener más tiempo la humedad en contacto con el metal. Para evitar y en su caso solventar todos estos problemas hay que recurrir siempre a buenos productos y confiar su aplicación en profesionales como los de cualquier taller de chapa y pintura de Madrid.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR