Utilidades

Consejos de mantenimiento para tus azulejos

11/05/2016
Untitled design

Además de echar mano de pintura para azulejos cuando sea necesario, es preciso atender a otros consejos para mantenerlos en perfecto estado. Los repasamos en las siguientes líneas para que empieces desde ya a aplicarlos tanto en los azulejos de la cocina como en los del baño.

En lo relativo a los azulejos del suelo, es básico que mantengamos la arenilla y la suciedad de la calle lo más alejadas posible. Para ello, es recomendable colocar un felpudo a la entrada de la cocina para evitar que todos esos elementos se vayan incrustando por ejemplo en las juntas de los azulejos. Ten en cuenta que para mantener el brillo de los azulejos tenemos que echar mano de los productos adecuados. Si usamos unos demasiado fuertes corremos el riesgo de erosionar la superficie. Por supuesto, nada de usar estropajos de lana de acero sobre ellos. Mucho cuidado a la hora de elegir pintura para azulejos si queremos corregir algún defecto. Ten en cuenta que el azulejo no es una superficie porosa y que, por lo tanto, la adherencia del producto que apliquemos será muy mala. Antes de nada, lo que tendremos que hacer es limpiar bien la superficie con ayuda de una bayeta húmeda y jabón. Eliminaremos así restos de grasa o suciedad que puedan dificultar aún más la adherencia de la pintura. Tras asegurarnos de que los azulejos están completamente secos, aplicaremos una capa de imprimación específica con ayuda por ejemplo de un rodillo. El siguiente paso es aplicar el esmalte en blanco o en el color que hayamos elegido. Lo más recomendable es usar un esmalte al agua ya que son más fáciles de limpiar que los esmaltes al disolvente. Es cierto que podemos aplicar algunos productos sin imprimación previa pero lo más probable es que al final la superficie se acabe cuarteando. Tenlo en cuenta a la hora de comprar pintura.

pintura para azulejos

Para que os azulejos estén en perfectas condiciones, hemos de limpiarlos con la debida frecuencia. En el mercado tenemos a nuestra disposición varios productos específicos para mantener las baldosas limpias. Una buena alternativa será echar mano de un cepillo de dientes viejo para alcanzar todos los rincones, sobre todo la suciedad que inevitablemente tiende a acumularse en las juntas. En el caso de los azulejos del baño, podemos usar un remedio casero de vinagre blanco disuelto en agua tibia y aplicado después con una esponja o bayeta. Es importante ir enjuagando a medida que vayamos limpiando para no extender la suciedad y, en consecuencia, trabajar en balde.

comprar pintura

Otro producto adecuado para esta tarea es el infalible amoniaco, sobre todo para los azulejos de la cocina donde poco a poco se va incrustando la grasa. Recuerda ventilar bien las estancias después de usarlo. Para rematar la faena y sacarles brillo a los azulejos podemos usar un producto limpiacristales. Otro truco casero al que todos podemos recurrir para limpiar los azulejos es el vapor de agua. Conseguiremos humedecer los azulejos y ablandar la suciedad para que sea más fácil limpiarla.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR