Utilidades

Consejos para el mantenimiento de la calefacción

13/11/2015
Servicio técnico en Madrid

Son muchas las personas que anualmente acuden al servicio técnico en Madrid. Barcelona o cualquier otra ciudad para revisar toda la instalación de calefacción de su hogar. Se trata de una decisión sabia, ya que disfrutaremos de una inspección profesional de elementos tan importantes como los radiadores, las tuberías o la caldera.

Sin embargo, nosotros por nuestra propia cuenta también podemos llevar a cabo un mantenimiento diario que nos garantice un correcto funcionamiento durante los meses de más frío del año. Hay que tener en cuenta que una instalación en perfectas condiciones puede suponer un ahorro de hasta el 10% en consumo energético.

El primer consejo que te daría cualquier profesional con experiencia en la reparación de calderas sería que comprobaras todas y cada una de las conexiones de la instalación. Aunque pueda parecer una obviedad, se trata de uno de los fallos más comunes y que más averías causa cada año. Así, habrá que supervisar el enchufe a la red eléctrica, el conducto de gas y la toma de entrada y salida de agua. Una vez que hayamos terminado, será seguro encender el equipo.

Servicio técnico en MadridOtro aspecto importante que hemos de vigilar si no queremos acudir al servicio técnico en Madrid o cualquier otra ciudad cada poco tiempo es la presión a la que funcional la caldera. Lo más habitual es que este aparato trabaje a un nivel entre los 1,2 y los 1,5 bares. Independientemente que la instalación sea digital o analógica, tendrá un indicador que ha de marcar con exactitud este valor. En el caso que se oscilara por parámetros anormales, deberemos utilizar la llave de llenado para corregir esta situación.

Otro hábito que resulta muy útil y eficaz para evitar problemas que deriven en trabajos de reparación de calderas es establecer una temperatura de confort estable y mantenerla de forma constante. Lo más habitual es moverse entre unos valores de 18ºC y 23ºC.

Está comprobado que mantener la caldera encendida y funcionando entre estos parámetros optimiza su gasto y reduce las averías, ya que nos ahorraremos el “esfuerzo” que debe hacer la instalación cada vez que se enciende y tiene que volver a alcanzar la temperatura de confort.

Otro punto que deberemos vigilar de cerca son los radiadores de nuestro hogar, encargados de transmitir el calor desde la caldera hasta el ambiente de la casa. De su eficacia dependerá que la instalación funcione correctamente.

Lo primero que tendremos que hacer es vigilar que calienten perfectamente, por toda la superficie. Si hubiera partes frías, significará que hay aire encerrado en ciertas zonas donde no alcanza a pasar el agua caliente.

Reparación de calderasLa solución pasará por purgarlos para sacar el aire y que el agua pueda recorrer de nuevo toda la longitud del radiador y recuperar la potencia de calentamiento total. Se trata de un procedimiento muy sencillo que podremos llevar a cabo nosotros mismos, aunque si tenemos alguna duda, lo mejor será ponernos en contacto con el servicio técnico en Madrid, Barcelona o cualquier otra ciudad.

Todos los radiadores cuentan con una válvula de purgado. Para abrirla, lo primero que hay que hacer es apagar la caldera durante al menos dos horas. Con un destornillador giraremos lentamente el purgador hasta abrirlo, recogiendo el agua con un recipiente para no mojar el suelo. Comenzará a sonar un silbido del aire saliendo. Cuando se acabe y comience a salir líquido, deberemos cerrar. Es tan sencillo como esto. Esta operación es conveniente efectuarla anualmente.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR