Utilidades

Diferencia entre placas de inducción y vitrocerámica

11/05/2016
Untitled design (2)

A la hora de acudir a un servicio técnico para arreglar electrodomésticos en Madrid, hemos de tener claras las particularidades y prestaciones de todos y cada uno de ellos. Al menos de los que no pueden faltar en casa. En el caso de esta nueva entrada de Todo Queda en Casa nos ocupamos de un imprescindible de la cocina: la vitrocerámica. En las siguientes líneas vemos qué diferencias la separan de las placas de inducción. Diferencias sobre todo en lo relativo al consumo eléctrico.

Aunque a priori las cocinas vitrocerámicas y de inducción pueden parecernos idénticas, no lo son. Existen ciertas diferencias que tenemos que valorar cuando vayamos a comprar una u otra. A diferencia de las cocinas de gas de toda la vida, las opciones modernas nos ofrecen una serie de ventajas en cuanto a seguridad y consumo que tenemos que tener en cuenta. Las cocinas de vitrocerámica están hechas a base de material de cerámica. Este mantiene las propiedades del vidrio y es muy resistente a las altas temperaturas. Para que te hagas una idea, va a consumir lo mismo que un calefactor eléctrico. Al apagarla, el color rojo tarda en desaparecer y en consecuencia la vitro tarda en enfriarse del todo. La gran ventaja es que calienta recipientes de todo tipo de material, desde los de barro hasta los metálicos. Además es muy fácil de limpiar aunque siempre hemos de echar mano del producto y del instrumento adecuado para no rallarla ni erosionarla y tener que recurrir a un servicio específico para arreglar electrodomésticos en Madrid. Aunque seguro que la tienes en casa, queremos que te hagas una composición de lugar teniendo en cuenta que la vitrocerámica tarda unos 10 minutos de media en hervir el agua, algo más que la de inducción. La contrapartida como decimos es que el calor tarda más en marcharse, aunque puede aprovecharse para terminar de calentar los alimentos.

arreglar electrodomesticos Madrid

Por su parte, las cocinas de inducción son más modernas porque no utilizan ningún tipo de resistencia como fuente calor. Al contrario, estas cocinas calientan los alimentos a través de un campo magnético. Por eso mismo sólo podemos usar recipientes metálicos. De todas formas, esto no tiene que ser un inconveniente. Sobre todo, teniendo en cuenta que estas placas de inducción calientan hasta el doble de rápido que una vitrocerámica, lo que supone menos gasto de electricidad. Son también fáciles de limpiar y calientan solamente el espacio que ocupa el recipiente para no desperdiciar calor. En los catálogos de recambios Fagor encontrarás detallada esta y más prestaciones de las placas de inducción. El principal inconveniente es que son más caras aunque a la larga ahorraremos más en la factura eléctrica. Para que te hagas una idea, estas cocinas hierven litro y medio de agua en una media de 6 minutos.

recambios fagor

En resumen, las vitrocerámicas utilizan una resistencia eléctrica que calienta un cristal cerámico y pasa el calor al recipiente. Cuando se apagan, la resistencia deja de recibir electricidad, pero tarda unos minutos en dejar de desprender calor. En cambio, las cocinas de inducción son más modernas al usar un mecanismo de campos magnéticos que calienta directamente el recipiente. Sin embargo, estas placas no sirven para cocinar con cualquier recipiente. El menaje ha de contar además con un fondo plano, liso y grueso.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR