Otros temas

Diferencias entre termita, polilla y carcoma

20/04/2016
Untitled design (1)

Cuando encargamos cajoneras para armarios, una de las cosas que buscamos es que nos duren el máximo tiempo posible. Para ello, además de no sobrecargarlas y usar productos adecuados para su limpieza, hemos de estar alerta ante tres invasores que pueden hacer mucho daño a la madera: la termita, la polilla y la carcoma. En esta nueva entrada de Todo Queda en Casa repasamos las diferencias que separan a las tres.

Lo primero a tener en cuenta es que las termitas son las más peligrosas y también las más difíciles de detectar. Es importante contar con empresas especializadas en control de plagas en cuanto detectemos algo raro para que la cosa no vaya a más y se eliminen completamente tanto los insectos como sus larvas o huevos. De todas formas, no te preocupes en exceso por tus cajoneras para armarios porque las termitas no suelen atacar a los muebles. Al contrario, se alojan en las estructuras de los edificios, en concreto en las columnas, las vigas o el techo. Viven en termiteros y se alimentan de la celulosa de la madera. Para detectar su presencia y distinguirlas de otros insectos hemos de tener claro cómo son, reconocer su aspecto. El hecho de que se las llame también hormigas blancas nos da una importante pista. Se valen de sus excrementos para ir cavando túneles hasta dejar la madera hueca por dentro. Por eso decimos que son difíciles de detectar, porque dejan sin tocar el exterior de las estructuras y se ceban con el interior.

cajoneras para armarios

Pasamos a la carcoma. Es similar a un gusano y de color marrón oscuro o negro. Deja sus huevos en las grietas de la madera y es capaz de reproducirse en un mismo sitio durante mucho tiempo. El ruido que emite es sólo perceptible para los oídos más agudos. Si acatan la superficie de los muebles pueden acabar por hundirla. Es ese momento ya no quedará otra y nos percataremos de su presencia. La cuestión es adelantarnos y eliminar la plaga a tiempo. Es importante no confundir un ataque de termitas con uno de carcomas porque el tratamiento para eliminarlas, aunque parecido, no es el mismo. Como decimos, las termitas no suelen emitir sonido. Las carcomas son de un tamaño algo superior y pueden emitir sonidos que se escuchan fácilmente. También hay diferencias entre ambas en lo relativo a las señales que vamos a detectar en la madera. En el caso de las carcomas descubriremos orificios de salida. Los usan también para expulsar sus excrementos al exterior.

cajoneras para armarios

Por su parte, las termitas subterráneas no hacen agujeros de salida. En cambio, el comportamiento de las termitas de madera seca o aérea es algo diferente. Estas hacen agujeros también para expulsar sus excrementos en forma de bolitas muy pequeñas. Para detectarlas pensemos en que el aspecto de los excrementos de las termitas es similar al de un grano de arena. Terminamos con las polillas, insectos pequeños y voladores que dejan sus larvas dentro de la madera. De forma paulatina van haciendo galerías y dejando un polvo granulado tras de sí. Son más frecuentes en los muebles antiguos.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR