Utilidades

¿Quién puede manejar una carretilla elevadora?

14/03/2016
Untitled design (3)

Optar por el alquiler de carretillas elevadoras es una alternativa para facilitar el transporte y manipulación de determinadas mercancías. Pero, ¿podemos manejarlas sin problema o necesitamos algún tipo de permiso especial? En Todo Queda en Casa te lo explicamos.

Para manejar este tipo de herramientas con seguridad y profesionalidad es básico cumplir una serie de requisitos. Hablamos, como ya te habrás imaginado, de estar en posesión del carnet de carretillero. Ten en cuenta que las carretillas elevadoras pueden provocar percances si se hace un uso inapropiado de ellas. A la hora de decantarse por el alquiler de carretillas elevadoras, la persona tiene que ser mayor de 18 años y superar un examen médico específico para evaluar sus condiciones físicas y psicofisiológicas como el campo visual, la percepción de los colores o los reflejos. Además, es necesario asistir a un curso de formación de conducción de carretillas con parte teórica y parte práctica.

alquiler de carretillas elevadoras

Además de todo lo anterior, es necesaria una autorización escrita de la empresa propietaria de la carretilla. Aunque se cumplan los requisitos antes enumerados, si la empresa no autoriza a conducir la carretilla, esta no se podrá utilizar. Lo normal es que la empresa en cuestión use el tablón de anuncios para colocar, además de los seguros sociales, el listado con las personas autorizadas para el manejo de carretillas elevadoras o de otro tipo.  Aunque no es obligatorio, sí es aconsejable tener el carnet de conducir tipo B porque se da por hecho que la persona conocerá mejor el funcionamiento de los vehículos y tendrá más destreza en la conducción. Dicho de otra forma, manejar una carretilla puede resultar sencillo para el común de los mortales, pero hacerlo de forma correcta y segura de cara a evitar situaciones peligrosas y accidentes es algo diferente además de prioritario para cualquier carretillero.

alquiler de carretillas elevadoras

Las carretillas elevadoras y los montacargas son elementos indispensables en el sector del almacenamiento industrial. Pueden ser de varios tipos: retráctiles, eléctricas, de carga lateral y tipo tijeras. Las retráctiles suelen ser eléctricas. Las más frecuentes son las de mástil retráctil, perfectas para pasillos estrechos. Las carretillas eléctricas funcionan con baterías de plomo. Se usan en ambientes de interior con pisos y superficies planas. Como no emiten ningún gas toxico, se usan mucho en el sector industrial dedicado a la producción y distribución de alimentos y bebidas. Por otro lado, las de carga lateral pueden o servirse de energía eléctrica o usar un motor de combustión interna. Son recomendables si la carga es larga y voluminosa. Por último, las carretillas tipo tijeras se emplean para levantar materiales de gran peso y tamaño tanto en exteriores como en interiores. Se recomiendan sobre todo cuando no hay demasiado espacio para el traslado de los materiales. Las hay de numerosos tamaños en función de las necesidades. Por último, la gran ventaja de este tipo de maquinaria, que se ha mejorado notablemente gracias a los últimos avances tecnológicos, es que permite hacer unos movimientos de elevación, descenso y traslación suaves, silenciosos y precisos. Además, el operario disfruta de una amplia visibilidad del entorno. Son también muy versátiles y con un alto rendimiento.

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR