Utilidades

Los peligros de los recambios falsificados

01/04/2016
Untitled design (2)

Que elijamos recambios baratos para nuestro coche no quiere decir que sean de mala calidad. La cuestión es elegir los que nos ofrezcan todas las garantías de seguridad y fiabilidad contando siempre con el consejo de especialistas en mecánica del automóvil.

Tenemos que tener especial cuidado con las piezas copiadas de las patentes originales. Estamos hablando de recambios que no disponen de la homologación ni de la calidad necesarias para garantizar el funcionamiento óptimo de nuestro vehículo ni obviamente la seguridad en carretera. Diversos estudios han probado que aproximadamente el 10% de los repuestos instalados en los vehículos que se reparan en los talleres de nuestro país son piezas pirata o imitaciones del original. Aunque a priori sean más baratos, a la larga nos darán más problemas y averías en el coche que resultarán más costosas.

recambios baratos

Como en todos los sectores, la competencia desleal en el campo de los recambios baratos hace mucho daño a los proveedores oficiales al perjudicar su imagen y contribuir a extender la creencia de que las piezas de repuesto son de inferior calidad a las que nos colocan en las fábricas de las que salen los coches. Ten en cuenta que, si acudimos a establecimientos fiables, nos colocarán componentes idénticos a los instalados en su origen. Estas peligrosas falsificaciones proceden mayoritariamente de países asiáticos como China, Corea o la India y de mercados de Europa del Este, Marruecos y Turquía. A veces las reproducciones son tan perfectas que resulta complicado diferenciar las copias de los originales si no contamos con unas manos y unos ojos expertos.

 

Pero ¿cuáles son los recambios de automóvil más copiados? Se trata de los de mayor rotación y los que menor contenido tecnológico requieren en su fabricación. Por ejemplo, los pilotos de plástico y los radiadores. Por el contrario, los recambios más difíciles de plagiar son los que están dotados de mayor tecnología, como los sistemas de aire acondicionado y las unidades de gestión del vehículo. También los que tienen que responder a las especificaciones del fabricante, como el caudalímetro o debímetro. Este es el sensor que mide la cantidad de aire aspirado por el motor para controlar la necesidad de combustible y el nivel de gases emitidos. Se usa en vehículos con motor diésel y gasolina y suele ir colocado a la salida del filtro de aire, en el tubo de admisión.

recambios baratos

Para evitar que nos coloquen repuestos falsificados hemos de atender a los pequeños detalles, no dejarnos llevar por las apariencias y evitar ir siempre a lo barato sin mirar nada más. Recuerda por ejemplo la importancia de la iluminación en carretera a la hora de comprar unos repuestos para tus faros o la de la carrocería al reponer el parachoques y garantizar que cumpla su cometido de absorber un eventual impacto. Además de la consiguiente multa que nos puede acarrear ir con unos faros no homologados, la seguridad se verá reducida de manera considerable. Comprar repuestos falsos y que no hayan superado los debidos controles de calidad entraña un riesgo innecesario que tenemos que evitar como conductores.

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR