Decoración

La primera habitación de un bebé

27/10/2015
Pequeñicos.es

La llegada de un bebé siempre es una buena noticia para la familia. Los meses de espera son un cúmulo de nervios e ilusión a partes iguales. Pero también es una época de pensar y planificar el futuro. Una de las tareas que más deberemos tener en cuenta es la de preparar una habitación para el futuro hijo. Empresas como Pequeñicos.es nos pueden ayudar a conseguir los mejores muebles y soluciones para que nuestro pequeño o pequeña se encuentre lo más cómodo posible.

El color de las paredes, de los muebles o de los adornos suele ser uno de los aspectos más cuidados. El típico rosa = chicas y azul = chicos ha quedado ya obsoleto, abriéndose nuevos horizontes al alcance de los padres. Seguramente lo más importante es que la habitación dé la sensación de tranquilidad, ya que así influenciará positivamente en nuestro hijo o hija.

Uno de los elementos más importantes de una habitación de bebé, sino el que más, es sin duda la cuna. Además de ofrecer al pequeño o pequeña el máximo confort para su descanso, ha de ser segura y resistente para que se pueda mover con total libertad. Quizá en los primeros meses lo veas algo innecesario, pero cuando empiece a crecer nos alegraremos de haber priorizado también estos dos aspectos. Ante cualquier duda, lo ideal siempre es acudir a profesionales en busca de asesoramiento, como por ejemplo los que forman Pequeñicos.es.

Pequeñicos.esComo a cualquier pareja de padres, la seguridad de nuestro hijo o hija ha de ser una prioridad. Por eso, es fundamental evitar colocar cualquier tipo de objeto pesado sobre la cuna o cerca de ella. Nos referimos básicamente a estanterías, ventiladores de techo, cuadros o fotografías en las paredes o también lámparas de techo.

Además, somos conscientes que un niño pequeño siempre va a tener muchos juguetes o ropa, pudiendo incluso llegar a “invadir” la habitación. Sin embargo, a edades tan cortas es realmente importante que mantengamos la estancia lo más despejada posible para evitar tanto tus tropezones como los de tu hijo o hija.

Tampoco es demasiado aconsejable “sobrecargar” la habitación de nuestro bebé, ni con muebles ni con elementos decorativos. De hecho, lo más recomendable es comenzar por lo básico e imprescindible, con lo que vayamos a utilizar, e ir sumando extras a medida que se vayan necesitando. La cuna, una mesita de noche, un vestidor, una silla cómoda pueden ser los elementos más importantes.

Algunos padres deciden que en los primeros meses, la cuna de su bebé se encuentre en la habitación donde ellos duermen. Otros, en cambio, deciden que su hijo o hija duerma desde un primer momento en su habitación. Si esta opción es la que has elegido, lo que sí tendrás que hacer es escoger una estancia que se encuentre cerca de la tuya para poder atenderle mejor.

Pequeñicos.esEn último lugar, no debes olvidarte que las habitaciones de los pequeños y pequeñas han de estar perfectamente iluminadas, ventiladas y siempre limpias, por lo que las tareas de higienización, sobre todo en los primeros meses, serán fundamentales.

Ante cualquier duda que tengas, confía en los profesionales de pequeñicos.es o cualquier otra empresa que tenga experiencia en el sector.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR