Reformas

¿Qué es la rotura del puente térmico?

07/03/2016
Untitled design (2)

Si has leído con atención algunas de las entradas anteriores de Todo Queda en Casa, sabrás que las ventanas de PVC son de las más efectivas de cara a conseguir un buen aislamiento tanto térmico como acústico. Otro de los materiales más comunes para fabricar este tipo de estructuras es el aluminio. Lo que ocurre es que este es un gran conductor tanto del frío como del calor, una circunstancia que hay que solventar. ¿Cómo? Pues recurriendo a lo que se conoce como rotura del puente térmico (RPT).

El puente térmico es la zona en la que se transmite el calor más fácilmente. Como decimos, el aluminio es un material conductor. Esto hace que deje pasar una parte del calor o del frío si no se acomete la rotura del puente térmico al fabricar estructuras metálicas como por ejemplo ventanas. El objetivo es evitar que la cara interior y exterior de la ventana estén en contacto, lo que  generaría un efecto de condensación. Normalmente se recurre a unas varillas de poliamida que van reforzadas con fibra de vidrio, uno de los productos termoplásticos con mayor número de propiedades. Al igual que con las ventanas de PVC, con las de aluminio, en este caso tras acometer la rotura del puente térmico, se consigue un alto estándar de aislamiento. Es la forma de ganar en lo que a ahorro de energía se refiere y de reducir la condensación que aparece cuando fuera de casa hace mucho frío y dentro hay mucha humedad.

ventanas de pvc

En definitiva, la rotura del puente térmico es algo necesario no sólo desde el punto de vista de la economía doméstica, sino también desde el de lo medioambiental. En este sentido, tanto el Protocolo de Kioto como el Código Técnico de la Edificación obligan a acometer la rotura del puente térmico para no malgastar la energía.
ventanas de pvc

Llegado este punto, queremos avanzar un poco más y repasar los tipos de rotura del puente térmico que existen. Teniendo en cuenta que estamos hablando de determinadas zonas de la envolvente térmica de los edificios, tenemos que tener claro que es un concepto ligado al de la temperatura y la humedad. Entre otros factores, influye el espesor del cerramiento y los materiales usados. En lo relativo a la eficiencia energética hay que distinguir entre varios tipos de puentes térmicos. Por un lado están los que van integrados en los cerramientos. Por otro, los que están conformados por el encuentro de cerramientos. Existen también los encuentros de voladizos con fachadas y los encuentros de tabiquería interior con fachadas. Entre los primeros encontramos por ejemplo el contorno de huecos como ventanas y puertas, las cajas de las persianas o los lucernarios, los tragaluces y las claraboyas. Cualquier profesional del sector de la carpintería metálica te recordará que las de aluminio son un tipo de ventanas muy fácil de cuidar y de mantener sus propiedades aislantes intactas para no desaprovechar la energía.

Por último, te recordamos que si en el certificado energético te adjudican una mala nota (van de la A a la G) muy probablemente tendrás que cambiar tus ventanas por unas que te proporcionen un mejor aislamiento. Recuerda que de cara a vender y alquilar tu casa tienes que presentar ese documento para que el posible comprador o inquilino se haga una idea de lo que va a gastar en calefacción. Obviamente, si ve que las ventanas son viejas o que dejan pasar el frío o escapar el calor, difícilmente acabe por cerrar el trato contigo.

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR