Utilidades

Ventajas del suelo radiante

23/02/2016
Untitled design

Cualquier persona experta en la instalación de calefacción y aire acondicionado te recordará que optar por el suelo radiante redundará en un ahorro energético importante. Comparado, claro está, con los sistemas de climatización tradicionales. En este post de Todo Queda en Casa repasamos todas tus ventajas.

El suelo radiante es un sistema más eficiente, confortable y silencioso. Se vale de la energía solar térmica. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo recomienda de cara a hacer un uso más eficiente de los recursos naturales y además optar por sistemas más respetuosos con la salud ya que el suelo radiante proporciona un calor más uniforme. Esta tecnología también se emplea en las instalaciones de aire acondicionado. En estos casos hace falta sumar al grupo calefactor una bomba de calor. Por su parte, el techo radiante es la mejor opción para locales comerciales con techos altos. De hecho, podemos ahorrar el 46% de la energía consumida en comparación con los sistemas convencionales.
Instalación calefacción y aire acondicionado

En resumen, el suelo radiante nos facilitará la tarea de mantener una temperatura estable en el hogar además de ayudarnos a reducir el gasto en la factura eléctrica. Sistemas como los de Scp Air Master son más eficientes energéticamente y más sanos. Además nos permiten mantener una temperatura del aire más baja aunque una sensación térmica más elevada. Además de todo lo anterior, la calefacción por suelo radiante es más cómoda. ¿Por qué? Porque suprime los radiadores y deja más espacio para los muebles.

 

Hablábamos antes de las ventajas del suelo radiante desde el punto de vista de la salud. La cuestión es que no reseca el ambiente. Esto lo hace especialmente recomendable para instalar en hospitales, residencias de ancianos y guarderías. Además, la distribución del calor es mucho más homogénea que con los radiadores, algo que también es más saludable. Otra ventaja reseñable es la relacionada con los niños pequeños que puede haber en casa. Al no haber radiadores, no corren el peligro de golpearse o quemarse con ellos. Además, es un sistema regulable desde el momento en que se instalan zonas independientes para regular la climatización de cada habitación.

Instalación calefacción y aire acondicionado

Como en cualquier instalación de calefacción y aire acondicionado hay que proceder a las revisiones periódicas que corresponda. Siempre delegando esta tarea en personal especializado. Por último, queremos hacer un inciso histórico. Recuerda que gran parte de las tecnologías y comodidades domésticas de las que disfrutamos hoy día, en cierta forma, tienen su origen en la Antigüedad. En el caso del suelo radiante su antecesor sería un sistema romano. En el siglo XII a.C. se usaba el llamado Hipocasus. El sistema consistía en una serie de huecos por los que circulaba aire caliente procedente de una especie de horno. En España, en la Edad Media, había un sistema similar que se llamaba Gloria castellana por la sensación de confort que producía. Después, ya en la era Contemporánea, el suelo radiante se extendió por Europa tras la crisis del petróleo de los 70, por la necesidad de caminar hacia formas de climatización más eficientes y asequibles económicamente.

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR